PRODUCTOS QUE TODO LO CURAN

Me ha sorprendido este verano contemplar cómo un laboratorio ha lanzado una campaña publicitaria para promocionar un producto contra la infeción vaginal que los ginecólogos llevamos años recetando. Digo que me ha sorprendido porque no se trata de una crema cosmética o de un spray refrescante sino de un antifúngico, una medicación que se ha de utilizar cuando previamente se ha llegado a un diagnóstico claro de infección micótica por Candida albicans.

Se me puede decir que no es tan difícil llegar a este diagnóstico. De hecho las mujeres que padecen hongos con frecuencia reconocen en seguida los síntomas y conocen al dedillo todos los medicamentos que hay en el mercado. Pero también saben lo difícil que puede llegar a ser tratar una micosis cuando se hace resistente al tratamiento o cuando éste se utiliza de manera incorrecta.

Además la presentación clínica no siempre es tan clara. Por eso, incluso los profesionales que trabajan cada día con este tipo de cuadros, se ven obligados a recurrir a veces al cultivo de la secreción vaginal para tener la certeza y excluir otras posibilidades como puede ser la Gardnerella, Trichomona, Gonococia, Herpes, Chlamydia y otros muchos microorganismos que pueden estar implicados en la vaginitis.

La ética médica clásica prohibía hacer propaganda de los medicamentos, ya que podían estimular el insano impulso de la automedicación. De hecho , España tiene uno de los índices más altos de resistencia a los antibióticos debido a nuestra afición a tomar lo que nos da la gana al menor signo de infección o algo que se le parezca.

En la vagina conviven diversas especies de bacterias comensales que guardan el equilibrio local, para evitar la colonización por microorganismos dañinos. Un antibiótico, una crema o un tratamiento local pueden alterar ese equilibrio provocando una cadena de infecciones que cada vez son más difíciles de tratar pudiendo llegar incluso a hacerse crónicas.

Tenemos la fortuna de vivir en una sociedad en la que el acceso a la medicina no es privilegio de unos pocos. No tiene sentido promover hábitos tan contraproducentes como la automedicación o el tratamiento mediante el chismorreo o el “me lo ha dicho una amiga”. Es algo que nuestras autoridades deberían entender.

 

Juan Acosta 

Ginecólogo. 

Anuncios

Acerca de DE SALUD Y OTRAS COSAS

Médico ginecólogo , interesado en salud maternoinfantil , tecnología y ciencia en general.
Esta entrada fue publicada en infecciones, Salud de la mujer y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PRODUCTOS QUE TODO LO CURAN

  1. aliesba dijo:

    Estoy de acuerdo contigo. El problema es que en nuestra sanidad manda el euro y no la cordura… y si yo me lucro promocionando un medicamento y tu me lo compras aunque no lo necesites… que tengas después infecciones recurrentes no es mi problema…
    Me ha gustado leerte, un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s