El origen de las expresiones

Nada hay más reconfortante que la cara de un recién nacido, o de un bebé de pocos meses. Padres y familiares se pasan horas mirando embobados a ese rostro que apenas lleva nada escrito en su expresión. y sin embargo, celebramos cada pequeña mueca, cada esbozo de lo que puede ser un gesto por parte de una criatura inocente.

314

Muchas parejas tienen tanta ansiedad por ver la cara de su hijo, que recurren a las ecografías en 3D o 4D para intentar llevarse a casa una foto. No siempre es posible ya que a veces el feto está de espaldas o no hay suficiente líquido para verlo, pero las madres lo intentan una y otra vez. Aunque médicamente estas ecografías todavía no aportan mucha información, lo cierto es que gustan mucho a nuestros pacientes.

 

La cara fetal es visible desde las diez semanas, aunque de forma muy rudimentaria. A las trece  ya está bastante más formada y hacia la mitad del embarazo somos capaces de diferenciar algunos movimientos faciales así como de diagnosticar malformaciones que afectan a los labios , la boca, los ojos…

 

Pasadas las 24 semanas, el feto abre la boca, bosteza, saca la lengua, abre y cierra los ojos. Todo esto lo hace de manera repetitiva y sin mucho orden. Más adelante estos movimientos van a disminuir, pero se combinan entre sí y conforman patrones que se parecen a lo que será una expresión: sonrisas, expresión de llanto, de dolor, fruncimiento del ceño…

 No sabemos qué significado tienen estas expresiones que van siendo más lentas y coordinadas a medida que la criatura se acerca al nacimiento, pero da la impresión de que están preparando la musculatura facial para enfrentarse al nacer al mundo de las sensaciones, los afectos y los sentimientos. Mientras desvelamos el misterio, seguiremos contemplando con asombro la sonrisa de un niño de 27 semanas en el vientre de su madre.

 

 Juan Acosta Díez

Sant Cugat del Vallès

 

 

Anuncios

Acerca de DE SALUD Y OTRAS COSAS

Médico ginecólogo , interesado en salud maternoinfantil , tecnología y ciencia en general.
Esta entrada fue publicada en Ginecología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s