Miomas

No es nada grave tener miomas; aproximadamente la mitad de las mujeres presentarán alguno durante su vida. Se trata de bultos benignos que salen en el útero. Esta es la diferencia principal con los quistes, que son “bolsas” de líquido que crecen en los ovarios. Hay mucha confusión y no tienen nada que ver unos y otros.

 

Los miomas, también conocidos como fibromas, se forman a partir de la capa muscular de la matriz y pueden crecer hacia el interior o hacia el exterior.

 

Cuando crecen hacia el interior, entran en la cavidad endometrial y pueden dar lugar a hemorragias anormales durante o después de la menstruación. Pero también son más accesibles a la operación por vía histeroscópica.

 

El tamaño oscila entre pequeñas lesiones de 1 o 2 cm hasta grandes tumores (benignos) de más de 10 cm. En caso de ser muy grandes pueden dar molestias al comprimir algunos órganos como el riñón, los intestinos o la vejiga.

 

Se puede vivir con total normalidad teniendo uno o más miomas siempre que no den problemas de dolor o hemorragia. En caso de que aparezcan síntomas molestos disponemos de diferentes tipos de tratamiento: mediante hormonas, mediante cirugía o bien embolizando por cateterismo ( como en los infartos del corazón).

 

Por último decir que la mayoría de los miomas no van a impedir quedar embarazada ni tener un parto normal. Sólo en el caso de miomas muy grandes o que invadan la capa interna, puede haber dificultades. Durante el embarazo pasarán una primera fase de crecimiento para, posteriormente, sufrir un proceso de regresión que puede ser doloroso. Tan sólo los miomas situados en la parte más inferior de la matriz pueden dificultar un parto por vía vaginal.

 

En resumen, es lo más normal del mundo tener uno o más miomas. Si llevamos a cabo un control periódico y no hay síntomas, no tenemos nada que temer ya que se trata de lesiones benignas que se volverán inactivas en etapas avanzadas de la vida.

Anuncios

Acerca de DE SALUD Y OTRAS COSAS

Médico ginecólogo , interesado en salud maternoinfantil , tecnología y ciencia en general.
Esta entrada fue publicada en ecografía, Ginecología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Miomas

  1. Pingback: Las buenas intenciones | desaludyotrascosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s