Un mosquito, cuatro enfermedades

Comenzábamos a respirar tranquilos viendo alejarse la amenaza del Ebola del continente africano cuando una nueva amenaza ha llegado para ponernos en vilo procedente de Brasil.

El virus Zika no es un desconocido para los microbiólogos ya que hace muchos años que se describió como causante de un cuadro leve de dolor articular , fiebre y erupciones que raramente requieren atención médica. Sin embargo ahora la alarma ha surgido porque se ha asociado la presencia del virus con un aumento inquietante de casos de microcefalia en recién nacidos de madres infectadas.

La microcefalia consiste en un tamaño anormalmente pequeño de la cabeza y el cerebro que se puede acompañar de otros problemas y producir déficit neurológico en el bebé. Evidentemente, esto es mucho más serio que el cuadro pseudogripal que hasta ahora implicaba esta poco frecuente enfermedad.

El mosquito que transmite el virus se llama Aedes y crece sobre todo en lugares donde hay agua estancada. Por eso las autoridades insisten en que se han de eliminar todos los posibles focos como cubos, charcas o recipientes donde hay agua insalubre que puede tener larvas. Además del Zika, este mosquito transmite también el dengue, la fiebre amarilla y el chikungunya. De todas ellas, el dengue y la fiebre amarilla son los más graves ya que pueden producir la muerte por hemorragia. Disponemos de vacunas contra la fiebre amarilla pero no contra los otros virus.

Hemos de prepararnos para luchar contra Zika ya que parece que los casos están aumentando y eso puede favorecer la extensión a más zonas de Hispanoamérica y Asia. No es suficiente con dormir bajo mosquiteras ya que el mosquito ataca durante el día, tanto dentro como fuera de las casas. Así que hay que cubrirse todo el cuerpo con la ropa (cosa difícil en el trópico) y usar repelentes que contengan DEET.

zika4

Zonas con transmisión activa del virus Zika (fuente: CDC)

Estas precauciones son especialmente importantes en el caso de mujeres embarazadas que se encuentren en zonas endémicas, que no deben dudar en usar varias veces al día los repelentes recomendados por las autoridades ya que son seguros. De momento no hay vacunas ni más tratamientos que la prevención.

Y las mujeres gestantes que no vivan en zonas de riesgo no tendrían que viajar a esos lugares hasta que pase el brote y si lo hacen ser especialmente estrictas con las precauciones. Si se actúa a tiempo y se toman las medidas correctas pronto podremos despedirnos de este nuevo intruso (ver nota).

Juan Acosta Díez

Sant Cugat Del Vallès

NOTA: A día uno de febrero de 2016, la OMS acaba de declarar alerta mundial por los casos crecientes de microcefalia en Hispanoamérica. Sin embargo aclara que la relación entre el zika y la microcefalia no ha sido demostrada aunque es muy sospechosa. Para las personas que tengan pensado viajar a algún país afectado, recomiendo consultar las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

Anuncios

Acerca de DE SALUD Y OTRAS COSAS

Médico ginecólogo , interesado en salud maternoinfantil , tecnología y ciencia en general.
Esta entrada fue publicada en Bienestar fetal, Complicaciones del embarazo, Embarazo, Ginecología, infecciones, Infecciones y embarazo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s