Evitar la episiotomía

      Siempre que podamos vamos a evitar la episiotomía, ese corte que se hacía de manera sistemática en los partos para evitar el desgarro vaginal. Para ello, es necesario que la vagina y la vulva tengan suficiente elasticidad cuando la cabeza del bebé pasa por ellas. Esto dependerá del estado de los tejidos de la madre, pero también del tamaño de la pelvis y de la criatura.

 

       Hasta no hace mucho, se consideraba que siempre era mejor hacer una episiotomía. Esto es porque a veces los desgarros vaginales eran tan severos, que parecía preferible practicar una pequeña incisión que desviara la fuerza hacia una zona en la que no hubiera estructuras sensibles como  la vejiga o el ano.

episiotomia

      Sin embargo, hoy en día se prefiere individualizar cada caso y actuar en función de la adaptación de los tejidos al parto. La salida de la cabeza se parece un poco a cuando nos queremos poner un jersey que nos queda estrecho. Podemos ayudar un poco mediante algunos movimientos de la cabeza pero también dependerá de cómo sea el jersey. A más flexibilidad, más fácil es que nos lo pongamos sin romperlo.

 

      ¿Qué podemos hacer para evitar la episiotomía y los desgarros severos?. Todo aquello que aumente el diámetro de la pelvis y la calidad de los tejidos, será bueno para el parto. El aumento excesivo de peso contribuye a crear más tejido graso y edemas que  repercuten de manera negativa en el canal del parto; por tanto lo primero es una buena alimentación  y un control racional del peso ( no más de 1 o 1kg y medio al mes). También es importante no dejar de hacer ejercicio durante todo el embarazo. Es bueno caminar en la montaña o en la máquina elíptica, nadar en la piscina o hacer bicicleta estática o incluso spinning a poca intensidad. Pero sobre todo es importante hacer ejercicios pélvicos para mejorar la movilidad de las articulaciones de la pelvis, por ejemplo con uno de esos grandes balones que permiten hacer movimientos laterales y anteroposteriores de la cadera cómodamente.

 

     Las clases de gimnasia preparto pueden ser de gran ayuda. También lo son las actividades de pilates, yoga o natación para embarazadas. Hay que mantener las extremidades y la pelvis activas y en forma. Y no olvidar mantener la columna lo más erguida posible para favorecer la entrada del feto en la pelvis en la dirección más óptima.

 

     Por último, unas palabras sobre el masaje perineal. Consiste en aplicar  aceite (de Pomeya, de rosa mosqueta) sobre la vulva mientras se hace un gesto hacia los lados, como queriendo ampliar su abertura, pero sin forzar demasiado. Es fácil de hacer y hay muchos tutoriales en la red que lo explican. Las aceites y la acción del masaje favorecen esa elasticidad tan necesaria para que la cabeza salga causando el menor daño posible.

 

      En el parto es fundamental hacer bien el pujo cuando viene la contracción, activando especialmente la musculatura inferior ( como cuando vamos al lavabo). Para ello, se han de evitar los refuerzos excesivos de anestesia en el último momento que pueden bloquear los músculos que tenemos que utilizar. Esa sensación de presión un poco  desagradable es muy necesaria para poder apretar bien.

 

     Nuestro papel en el momento del parto es proteger el periné para que éste no sufra. Puede que haya pequeñas heriditas o desgarros que tengamos que suturar, pero curarán rápidamente. Sin embargo, si observamos que la adaptación no es buena y el desgarro puede ser muy dañino, en esos casos será mejor una pequeña episiotomía que un gran desgarro. Esto sólo lo sabremos cuando llegue el final del parto, momento que se conoce como “expulsivo”.

 

Como véis, el tener un buen parto no depende sólo del azar o de la buena suerte. Hay que trabajarlo durante todo el embarazo cuidando el peso, manteniendo una actividad física adecuada y siguiendo los consejos de la matrona antes y durante el parto.

Juan Acosta Díez

Ginecólogo

Sant Cugat del Vallès

 

 

Anuncios

Acerca de DE SALUD Y OTRAS COSAS

Médico ginecólogo , interesado en salud maternoinfantil , tecnología y ciencia en general.
Esta entrada fue publicada en Embarazo, Ginecología, nutrición y embarazo, Parto natural, Partos, Peso y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s